Mostrando las entradas con la etiqueta Nunca más ladrón (microcuento). Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Nunca más ladrón (microcuento). Mostrar todas las entradas

Nunca más ladrón



Miré a todos lados, la casa era enorme, muchas veces pasé por ahí y la observé, era hermosa, seguro ahí encontraría muchas riquezas.

Las puertas estaban abiertas, no había nada que evitara mi entrada, entré de frente, no había nadie que me detuviera… hasta que me encontré con aquel hombre.

Estaba al fondo de la casa, mal herido, me miró a los ojos con una profunda tristeza y con un aura inmensa de amor, Jesús me dijo que se llamaba.

Algo dentro de mi me golpeó, fue entonces que caí de rodillas, llorando y tomada de su mano, con la frente baja, comencé a hablarle al dueño de la casa a modo de disculpa.

”Padre nuestro, que estás en el cielo….”

Ya no quise llevarme nada, por que Él me lo dio todo.