Mostrando las entradas con la etiqueta Cuando Santa maria no es un rezo. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Cuando Santa maria no es un rezo. Mostrar todas las entradas

Cuando Santa María no es un rezo


(Cuento incluído en el libro "Santa María, imagenes y palabras reveladas", fotografia de Pamela Daza, coautora del libro, la misma fotografía que acompaña al texto, pido disculpas por la mala calidad de la imagen, pero es una fotografía, de la fotografía en expocición)

Se incrustó en sus almas la fuerza del mineral, la lucha por ser igual se convirtió en su bandera.

Se vistieron d su propia piel y armados de sudor atravesaron la pampa. No, no iban a rogarles, iban a buscar justicia, dignidad, era su derecho, tenían que darles, igualdad de salario, no más fichas, no más enganches, no más mentiras.

Se enriquecía al patrón que a la sombra, buen traje y con el látigo en manos de otro, azotaba al pampino oprimido, pero no llenaba el bolsillo ajado de quien a fuerza de golpe, llagas en las manos y el la espalda siempre asoleada, sacaba del regazo de la madre tierra el oro blanco, salitre, preciado mineral.

Nadie entendió la palabra del obrero…no, no fue eso ¡¡¡el poder ensordece compañeros!!! ... se le vio mover los labios y las manos, pero la codicia perdió el entendimiento, con falsa sonrisa los dirigieron a la espera de la sombra eterna, a la escuela “Santa María”.

Detrás de las armas de una jauría errante, se escondió el cobarde león sin uñas, que sean ellos quienes se ensucien las manos en las bestias que no quisieron comer fichas, que sean otros los que les arranquen su triste orgullo.

Y en una trampa de cuatro paredes la bestia encerró a su confiada presa, tras un largo sermón incomprensible, de amén le dio balazos y sables en el pecho y sin importar las lágrimas del ahora huérfano inocente. Se revistió de riqueza y carmín ostentosa prenda sin gloria que es mancha macabra de nuestra historia.

En la sequedad, la sangre se convirtió en caudal, en miedo, silencio… y luego tinta, palabra, verso, música, canto contestatario, pero la vida de aquellos no regresó.

Y Santa María no fue oración, después de cien años, siguió siendo ejemplo de opresión…


A todos los pampinos que cayeron luchando por lo que creían, ya son 100 años y la lucha continúa.