Osiris, el gato


Luna llena, la Diosa nos bendice, los dioses han confabulado para que yo esté aquí con la piel erizada por la luz fría, sin embargo, mis ojos están fijos, mi presa no se mueve, sabe que estoy aquí y yo se que está ahí, no puedo verla, está escondida, me presiente o presiente lo que está por suceder, a pesar que mis ojos distinguen todo en la oscuridad de la noche y más aun cuando la luna madre esta de mi lado es esta noche de Beltane… pero no puedo cazar, mi ama no me perdería jamás una traicióna la tradición, esta noche está dedicada a la Diosa madre.

Mi ama ya tomó el athame y la varita, pronto llegaran los demás, ella canta y me habla, la comprendo, pero soy un gato y en mi naturaleza no está el responderle, solo le anuncio aquellos sitios que requieren limpieza o a cazar duendes sin que ella sepa.

En el altar están todos los elementos, solo falta el fuego, pero para eso es necesario que lleguen los otros.

Ya llegan y sigo en el techo, poco a poco se van reuniendo en el jardín, saludan a los árboles y a las hadas presentes, miran el cielo, pronto la luna estará en su sitio y todo comenzará.

Las luces eléctricas se apagan, solo las antorchas alumbran y así lo harán hasta que prendan la hoguera, mi piel se eriza de rabia, quiero coger la presa, pero no puedo esta noche…

Tengo que trabajar, estar junto a mi ama antes de que cierre el círculo y prenda la hoguera… esta noche seremos bendecidos dice ella, yo solo sé que quiero cazar y como cada esbast no puedo hacerlo, si, la tradición así lo dicta… pero solo soy un gato, esto de la tradición le pertenece al coven… mi ama me mira en cuando pienso esto, mientras todos elevan sus varitas me sonríe en medio de la celebración, adivina mis pensamientos, ella puede hacerlo y me dice: Osiris, hermano querido, sabías que esto pasaría cuando decidiste ser el gato de una bruja.

Tiene razón, siempre seré un gato, pero esta noche, soy parte de ellos, del círculo, de la luna, de los Dioses.


Por amor a los dioses...
Dedicado a los hermanos que entienden y vivencian





Creative Commons License

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eres una verdadera hechicera, haces magia con las palabras, el embrujo de tus versos y tus historias, me mantienen cautivo

Con amor
Aniwel